pescado-blanco

¿Cuál es el pescado blanco? Beneficios y Características

El pescado blanco es uno de los alimentos más completos para nuestro organismo. No solo resulta delicioso en versátiles platos, sino que en sus diferentes presentaciones, nos brindan beneficios que tenemos que aprovechar para contar con una buena salud. El pescado se divide de muchas maneras, pero el pescado blanco es el más importante de todos. Si no lo conoces, sigue leyendo aquí para averiguar todo sobre el mismo.

El pescado: Blanco

Cuando se habla sobre el pescado, los expertos han determinado que se puede dividir en dos grupos: el pescado azul y el pescado blanco. Estos cuentan con varias diferencias notables, puesto que permiten una serie de características y beneficios distintos. Cabe destacar que ningún grupo es mejor que el otro, pues debemos adaptar su consumo a las necesidades de nuestro organismo.

Teniendo esa idea en mente, debemos mencionar que el pescado blanco permite obtener una buena cantidad de proteína para el cuerpo, con una alta calidad biológica, lo que hace que obtengamos a su vez vitaminas y minerales. Este alimento fácil de digerir, es imprescindible para el cuerpo, pero puede ser un poco difícil de diferenciar del grupo de pescados azules. Para que te decidas, fíjate en las siguientes características y beneficios.

Características del pescado blanco

  • Una de las cosas que más nos llama la atención del pescado blanco es que cuentan con un aporte calórico bastante alto, para ser más específicos entre las 60 y las 120 calorías, variando según el tipo de pescado. Por ejemplo, si comes 100 gramos de merluza en una comida, obtendrías 64 calorías, mientras que la pescadilla te daría por la misma cantidad 116 calorías.
  • Como habrás notado con este ejemplo, es un alimento más que perfecto para aquellas personas en dietas que requieran bajar de peso, así como aquellos que quieran beneficiarse de una comida ligera. Por otra parte, el pescado blanco también tiene muy poca cantidad de hidratos de carbono.
  • Este pescado, también cuenta con una característica parecida cuando hablamos de sus niveles de grasa. Cuenta con grasas saludables en forma de ácidos grasos de Omega 6 y Omega 3, dándole al cuerpo una enorme cantidad de beneficios.
  • El pescado blanco aumenta su valor nutricional por su alto contenido de proteínas, siendo de los más destacados de todos en esta área. Si eres de los que incluye este tipo de pescados en las comidas, contarás con estos beneficios. Añadiendo además vitaminas necesarias para el cuerpo, más específicamente las del grupo B, aunque también se obtienen de los grupos A y E.
  • Finalmente, podemos mencionar la presencia de minerales, como el calcio, el fósforo, el cobre y el hierro.

Pero si quieres conocer de manera concreta los beneficios que el pescado puede darle a tu cuerpo, sigue leyendo abajo.

Beneficios del pescado blanco

Cuando incluimos el pescado blanco en nuestra dieta, se produce un gran impacto positivo en el organismo. Tanto es así, que los expertos en los alimentos recomiendan que este se ingiera de 3 a 4 veces por semana. Algunos de sus beneficios más destacados son los siguientes:

Facilidad de digestión

El pescado blanco cuenta en su composición con un alto contenido de riboflavina y niacina, que son vitaminas del grupo B siendo estos hidrosolubles. Esto quiere decir que no se mantienen en el cuerpo, sino que más bien se diluyen con el agua. Además de este punto, mantiene el sistema nervioso en buen estado y extrae de manera adecuada la energía de lo que se consume.

Previene el envejecimiento

Las propiedades antioxidantes que nos brinda el pescado blanco, funcionan como elemento que retarda el envejecimiento celular que se genera con la edad. Ademas de tambien ser bueno eliminando los cambios radicales en la piel, que podrían generar daños o lesiones, todo haciendo que tenga una apariencia más saludable y radiante.

Problemas hormonales

El pescado blanco también es altamente recomendado para los usuarios que cuentan con problemas hormonales, específicamente el hipotiroidismo, pues aplica yodo al cuerpo. El yodo se produce en el cuerpo mediante la glándula tiroidea, por lo que influye de manera encarecida en el metabolismo. Es por ello que, si no se produce de manera adecuada, el cuerpo podría llegar a sufrir de muchos problemas que van desde la fatiga, hasta los daños del cabello y la piel.

Ayuda al sistema inmunológico

 El pescado blanco, como mencionamos más arriba, cuenta con una enorme cantidad de vitaminas del grupo A, B y E. Es por ello que, si lo agregas a tu dieta, conseguirás que tu sistema inmunológico se refuerce, además de aumentar las defensas en contra de enfermedades.

Ayuda en contra de la anemia

 La anemia es una enfermedad molesta que afecta a una gran cantidad de personas. Con el fin de combatirla, los médicos, con frecuencia recomiendan el consumo de pescado blanco con el fin de beneficiarse del alto contenido de hierro con el que este cuenta, así como del aporte de vitamina B12 al cuerpo.

Funcionamiento del cerebro

Entre otras de las características que se encuentran en el pescado blanco está el fósforo. Es un mineral imprescindible a la hora de promover el buen funcionamiento del cerebro, como lo es también el yodo. Es por ello que, cuando te beneficias de ambos minerales, potencias tus capacidades y previenes enfermedades del cerebro.

Desarrollo y crecimiento

El contenido de fósforo que mencionamos, también es un buen elemento que se recomienda para los más pequeños de la casa, pues es uno de los nutrientes más indispensables con el fin de desarrollar en ellos el crecimiento y sus funciones corporales.

Mejora visual

Otra de las cosas que nos permite obtener el pescado blanco es la mejora o agudeza visual que se obtiene debido a que, al ingerir este alimento, se promueve el desarrollo de los tejidos que forman parte de la retina.

Cantidad mínima de calorías

Si eres de los que desea seguir una dieta baja en grasas o quieres comenzar a hacerla sin sacrificar sabor, puedes valerte de los pescados blancos para ello. Cuentan con una cantidad mínima de calorías, además de también ser muy nula en grasa.

Aminoácidos esenciales

Además de todos los elementos mencionados que le puede aportar a tu cuerpo este alimento, también se añade la capacidad de conseguir lisina o metionina dependiendo del tipo de pescado blanco que consumas.

Buenos ácidos grasos

Los niveles de Omega 3 y 6 con los que cuentan los pescados blancos, aunque son menores que el grupo de pescados azules, son ideales a la hora de ayudar a reducir el colesterol en la sangre, a reducir las posibles inflamaciones y a regular la presión arterial.

¿Cuáles son los pescados blancos?

El pescado blanco y el azul tiene ciertos parecidos entre ellos, pero no solo pueden diferenciarse por sus características, sino también por su origen oceánico y por la composición de sus aletas dorsales. Algunos de los peces blancos más conocidos son:

Merluza

Es uno de los pescados más conocidos, y es uno de los mejores pues se denomina como el que cuenta con un bajo aporte calórico. Este se destaca también porque tiene en su composición altos niveles de vitaminas y minerales importantes para los glóbulos rojos.

Besugo

En este pescado se puede conseguir una gran cantidad de vitaminas, pero más que todo las B3, B6 y B12. Las que reportan varios beneficios para el sistema nervioso y para la actividad muscular. Ten en cuenta que, aunque es un gran pescado, es uno que se evita en personas que están afectadas por gota o hiperuricemia, pues cuenta con altas cantidades de purinas.

Bacalao

De los más ricos en zinc, fósforo, vitamina D y selenio, el bacalao es un pescado que ayuda con la concentración, por lo que su ingesta podría mejorar el desempeño en el trabajo en los ámbitos de estudio.

Dorada

Dentro de la composición de la Dorada se centran los ácidos grasos, Omega 3 y 6, por lo que son recomendados si sufres de problemas cardíacos. Una de las cosas que también te convencerá de comerla es que la misma cuenta con una gran cantidad de vitaminas y minerales que mejoran la digestión y la energía.

Lenguado

Este pescado cuenta con una composición rica en ácido fólico, que ayuda mucho en los casos de mujeres embarazadas. Junto con ella, podemos destacar el hecho de que nos brinda hierro, yodo y potasio.

Aunque todos estos pescados son imprescindibles para tu salud, te recomendamos hacerte con la ayuda de un profesional si en tu caso necesitas una dieta en específico, o necesitas trabajar algo de tu organismo de manera más concreta. Aún así, puedes confiar en el consumo de los mismos, pues son muy saludables.

Deja una respuesta